Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

Los países de la Unión Europea se comprometen a ahorrar un 30% en el consumo energético en edificios

El acuerdo está pendiente aún de negociarse con el Parlamento Europeo para que adquiera carácter de ley

Noticia del sector

Los ministros de Energía de los países de la Unión Europea (UE) se reunieron el pasado lunes en Luxemburgo, para consensuar una postura sobre la futura legislación comunitaria relativa a la eficiencia energética de los edificios, entre 2020 y 2031.

El compromiso logrado está pendiente aún de negociarse con el Parlamento Europeo para que adquiera carácter de ley. El comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete reconoció que el acuerdo "no ha sido fácil" y "se tendrán que hacer esfuerzos adicionales durante los trílogos (Comisión, Eurocámara y Consejo Europeo)".

Los jefes de Estado y de Gobierno acordaron en 2014 que el ahorro energético de los inmuebles debería alcanzar el 27% en el período 2021-2030, objetivo que la Comisión Europea elevó al 30% en una propuesta legislativa presentada a inicios de 2017 sobre el futuro de los inmuebles, responsables del 40% del consumo energético de la UE. Además, el Ejecutivo comunitario quería que los países estuvieran legalmente obligados a respetar sus compromisos nacionales específicos.

Mantenimiento de la propuesta de la CE

Finalmente, los Estados miembros respetaron ese objetivo del 30% de eficiencia energética, pero eliminaron del texto la palabra "vinculante" para cada país, que suponía una línea roja para socios como Polonia, Hungría o Rumanía.

Por su parte, Francia y Alemania, pidieron que se mantuviese ese objetivo del 30% para el conjunto de la UE y se convirtieran en legalmente vinculantes los objetivos fijados para cada país. España se mostró favorable a respetar el compromiso más ambicioso, siempre que se habilitaran instrumentos contables que no consideraran como gasto las inversiones a largo plazo en eficiencia. En este sentido, el ministro español de Energía, Álvaro Nadal, subrayó que no es coherente trasladar a los ciudadanos que la lucha por el cambio climático es esencial y, al mismo, tiempo, reducir la ambición de los objetivos.

Según los cálculos de la Comisión Europea, la eficiencia energética exigida a los edificios se traducirá en un aporte de 70.000 millones de euros al PIB de la Unión Europea hasta 2030 y reducirá las importaciones europeas de gas en un 12%.

Otras novedades

Los ministros europeos también aprobaron en el mismo Consejo un texto legislativo, que se negociará con la Eurocámara, para promover el desarrollo del vehículo eléctrico. Las capitales acordaron que los edificios no residenciales con más de diez plazas de aparcamiento deberán habilitar una para vehículos impulsados por electricidad y que los inmuebles residenciales de esas características habrán, al menos, de preparar la preinstalación para recargar ese tipo de automóviles no contaminantes en todas sus plazas.

Por último, el Consejo de la UE dio luz verde a un nuevo sistema de etiquetado para indicar la eficiencia energética de los electrodomésticos que sustituirá a finales de 2019 a la clasificación vigente (A+, A++, A+++) por una escala de la A a la G para modernizar, clarificar y reforzar la normativa.

Suscríbete gratis a nuestro boletín semanal de noticias.

=

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ